Concept of weight loss, healthy lifestyles, diet, proper nutrition. Vegetables and fast food on scales. Vector. Flat

Aquí te compartimos 6 sencillos tips para bajarle a las calorías de forma práctica, saludable y sin dejar de disfrutar lo que más te gusta.

Resultado de imagen para lacteos

Incluye productos con endulzantes sin calorías en tu dieta 
Muchas de las calorías que llegan a nuestro cuerpo las consumimos sin saberlo, debido a los ingredientes que se utilizaron al cocinar nuestros platillos. Una excelente opción para controlar tu consumo calórico es incluir en tu dieta productos bajos en calorías. En el super puedes encontrar diferentes tipos de lácteos, bebidas, postres, helados, galletas, salsas, mermeladas, dulces y aderezos endulzados con sucralosa, stevia u otros endulzantes sin calorías. Así, podrás seguir disfrutando de tus sabores favoritos sin dejar de cuidarte.

Incluso puedes preparar tus recetas caseras, sustituyendo algunos ingredientes para hacerlas bajas en calorías.

No olvides el desayuno 
Un error que cometemos frecuentemente es retrasar o saltarnos la hora del desayuno. Esto afecta nuestro desempeño durante el día y nos hace llegar a la siguiente comida con más hambre (y de malas). Entonces comemos de más y con mayor rapidez, agregándole calorías a nuestro día sin siquiera notarlo.

También existen diferentes tipos de cereales y yogurts con endulzantes sin calorías que son una gran opción para empezar tu mañana con energía.

Come entre cinco y seis veces al día 
Al igual que cuando nos saltamos el desayuno, dejar espacios prolongados entre comidas te hará sentir más hambre y comerte todo lo que está sobre la mesa. Si logras fraccionar tu alimentación en cinco o seis pequeñas comidas a lo largo del día, parecerá que comes más pero realmente lograrás mantenerte satisfecho sin excederte en las calorías.

Puedes optar por consumir algunos snacks y bebidas bajas en calorías entre las tres comidas principales.

V-E-R-D-U-R-A-S 
Las verduras son tus mejores aliadas para mantenerte en forma, ya que además de aportar muchos nutrientes, no tienen tantas calorías. Trata de consumir la mayor cantidad de verduras con recetas creativas que te hagan sentir saciedad ¡sin culpa! Puedes cocinar una lasaña de calabaza o unos pepinos con sal y limón como botana. Las posibilidades son infinitas.

Resultado de imagen para agua

H2O, tu mejor amiga 
Tomar agua ayuda a controlar tu hambre y evita que caigas en la trampa de comer cuando realmente lo que tienes es sed. Trata de tomar al menos un vaso de agua antes de cada comida o snack. Ten siempre a la mano tu termo o botella de agua y cuando menos te des cuenta habrás tomado el agua necesaria. Si no te gusta el agua simple, puedes optar por agua de sabor endulzada con un endulzante sin calorías como la sucralosa, que tiene un gran poder endulzante sin aportar calorías.

Mantén tu mente ocupada 
Dicen que la ociosidad es la madre de todos los vicios (y también de las calorías), así que, en tus tiempos libres, trata de mantener tu mente ocupada. Si puedes realizar alguna actividad física, mucho mejor. Recuerda que los antojos son pasajeros, muchos de ellos sólo duran 15 minutos. Si logras distraerte durante ese tiempo (sin estar sufriendo) te vas a dar cuenta que tu mente ya lo olvidó.

Con estas seis pequeñas acciones reducirás tu consumo de calorías y esta vez será mucho más sencillo cumplir con tu propósito.