Cura Tito Rivera queda con arresto domiciliario nocturno y arraigo

Las medidas cautelares fueron designadas por el 13° Juzgado de Garantía de Santiago

0
414

Con las medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional quedó el sacerdote Tito Rivera, tras ser formalizado por el delito de abusos sexuales, cometido en contra de un hombre el año 2015.

Rivera llegó cerca de las 09.30 horas hasta el 13° Juzgado de Garantía de Santiago para ser imputado por la Fiscalía como autor de abuso sexual consumado.

El tribunal decretó un plazo de cinco meses para la investigación del caso.

El religioso fue acusado por un hombre de 43 años identificado como Daniel Rojas, de haberlo drogado y posteriormente violarlo en uno de los dormitorios de la Catedral de Santiago hace cerca de cuatro años, caso dado a conocer por Informe Especial.

El presbítero declaró en calidad de imputado el pasado jueves 21 de marzo, en dependencias de la Fiscalía Regional de O’Higgins.

Rivera negó tales denuncias y acusó un “montaje con fines de lucro ilegítimo”.