La unica representante femenina del humor nacional, Daniela «Chiqui» Aguayo hizo su debut en la Quinta Vergara y con una rutina de casi una hora logró echarse al bolsillo al público de la Quinta Vergara.

Su rutina fue bien variada, habló de su vida matrimonial, las mujeres, los hombres y la contingencia. El monstruo la escuchó, se rió, la apludió y le entregó las gaviotas de plata y de oro.