El Comediante colombiano, que posee 28 años de trayectoria tenía un gran desafío; conquistar al público de la Quinta Vergara siendo el único humorista extranjero de esta versión del Festival de la Canción.

Como si fuera poco, salió a escena a a las 01.20 de la madrugada, tras la actuación magistral de Isabel Pantoja y que duró nada menos que 2 horas 45 y que le valió ser galardonada con la exclusiva Gaviota de Platino (solo se ha entregado dos veces en los 58 años de Festival).

Fue inteligente Sánchez, uso a su favor las críticas a la chilena Daniela «Chiqui» Aguayo que se presentó la segunda noche del certamen, cuestionada por usar un lenguaje vulgar y sexualizado. «No me gusta vulgarizar el escenario… tengo que estar a la altura de Isabel Pantoja» , dijo ganándose los aplausos del público

“Las groserías y garabatos las decimos todo el día, a cada rato. No conozco a la primera dama que cuando se le va el transporte público diga: ¡Oh llegaré tarde al trabajo o a un macho que cuando estuviera viendo a La Roja y esta se perdiera un penal dijera: ¡Oh, lo botaste!»,ironizó, pero resultó, porque consiguió muchas carcajadas.

Mono contando historias pícaras asociadas fundamentalmente a la vida cotidiana de hombre, mujeres y el matrimonio consiguió ganarse al público de la Quinta Vergara que le entregó las gaviotas de plata y oro, tras ello un bis y la despedida.

Tal como lo había prometido anteriormente dedicó su triunfo y premios a Mario Kreutzberger, Don Francisco. «Si Dios y el público permiten que me lleve la Gaviota, la primera persona a la que llamaré es a Don Francisco y le diré ‘esa Gaviota simbólica es para usted’. Él me abrió las puertas en la televisión internacional cuando me dijo no te conoce nadie, así como vengo mañana, sin que nadie me conozca» , dijo en su llegada a Chile, y bueno, cumplió!!!