A solo días de la muerte de Baltazar, una nueva «bala loca» cayó a una casa en La Pintana. Esta vez, el proyectil precipitó desde el techo a la cama de un menor de tres años durante la noche del sábado.

«Mi señora me pide que baje a mi hijo de la cama para que orine. Justo en el momento que lo saco sentimos un ruido y vimos cómo una bala cayó desde el techo en la cama, en el mismo lugar donde estaba él», reveló el padre del bebé a Emol.

Los padres del recién nacido llamaron a Carabineros, pero ya que no llegaron a tiempo, llamaron hasta el Hospital Padre Hurtado, donde una familiar de la familia trabaja.

«Ahí llegaron a mi domicilio y tomaron el procedimiento. Nos dijeron que la bala era un proyectil de alto calibre, tomaron todos los resguardos del caso y se llevaron la bala», señaló el padre al mismo medio.

De momento no se conoce la identidad del autor del disparo.