Este viernes se realizó la audiencia de formalización del capitán de Carabineros Pablo Carvajal Díaz, quien fue imputado por el delito de apremios ilegítimos contra un manifestante, a quien le causó trauma ocular tras disparar con su escopeta antidisturbios.

El hecho ocurrió el pasado 28 de octubre en el centro de Santiago, específicamente en la Alameda con San Antonio, cuando el uniformado percutó su arma, luego que la persona que resultó herida, Brandon González, arrojara un objeto contundente contra un carro de Fuerzas Especiales.

Cabe señalar que Carvajal Díaz también podría ser formalizado por el delito de torturas, ya que posteriormente se fue en la búsqueda del joven y le habría disparado por la espalda a corta distancia.

La Fiscalía, en tanto, solicitó la disposición de varias medidas cautelares como arresto domiciliario, arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima.

Además, se realizó la petición de que no siga realizando funciones en las calles, pasando a alguna función administrativa.

Sin embargo, la jueza Carolina Gajardo sólo decretó arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima contra el efectivo policial.