Los múltiples disparos por la espalda que recibió Jacob Blake lo tienen paralizado de la cintura para abajo, dijo su padre este martes.

Un agente de la policía de Kenosha, en el estado de Wisconsin (norte de EE.UU.) abrió fuego contra el afroestadounidense de 29 años el domingo durante una confrontación que ha generado fuertes protestas en la localidad cercana a Milwaukee.

Los médicos no saben aún si la parálisis de la mitad inferior del cuerpo de Blake será permanente.

«Tiene ocho hoyos» en el cuerpo y tiene paralizada la mitad inferior de su cuerpo, dijo Jacob Blake padre al diario Chicago Sun Times.

«¿Qué justificó todos esos disparos? ¿Qué justificaba hacer eso frente a mis nietos? ¿Qué estamos haciendo?», cuestionó.

Un video del tiroteo, tomado desde el otro lado de la calle y difundido en redes sociales, muestra a Blake intentando subir a su camioneta -en la que estaban sus tres hijos- y a un policía tomándolo de la camiseta.

Después se escuchan siete disparos.

Laquisha Booker, la prometida de Blake, dijo que los tres niños vieron todo desde la parte trasera del vehículo. Gritaban cuando le dispararon a su padre.

En una entrevista con una emisora local de la cadena NBC, Brooker se preguntó por qué la policía dispararía a alguien «que no está armado» y «sin que te dé problemas».

«Le dispararon varias veces sin ninguna razón, no hizo falta todo eso», dijo.»Ustedes [la policía] ignoraron por completo que mis hijos estaban en el auto. Y sabían que estaban allí porque estuve gritando eso antes de que todos llegaran al lado del conductor para meterlo en el auto.

«Estuve gritando todo el tiempo ‘déjenme sacar a mis hijos’. Entonces eso no es importante para ustedes. Lo importante es matar a alguien. Ese es el mensaje entonces», añadió.

La policía dijo que estaba respondiendo a una disputa doméstica, pero hasta ahora no está claro quién llamó a la policía y qué sucedió antes de que comenzara la grabación del video.

El caso llega mientras Estados Unidos debate intensamente el trato de las fuerzas de seguridad hacia los afroestadounidenses, cuestionamientos que llegan después de la muerte de George Floyd en mayo en una detención de la policía.

Dos noches de protestas

A las pocas horas del tiroteo de Blake, cientos de personas marcharon hacia el cuartel general de policía de Kenosha.

Posteriormente hubo incendios de automóviles y la policía recomendó a los negocios que cerraran debido a las «numerosas» llamadas sobre robos a mano armada y disparos.

El lunes, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, llamó a la Guardia Nacional como apoyo de la policía local y se activó un toque de queda nocturno para toda la ciudad, que cuenta con unos 100.000 habitantes.

Sin embargo, muchos ignoraron el toque de queda y la policía usó gases lacrimógenos para tratar de dispersar a los manifestantes.

Los antimotines, que fueron respaldados por la Guardia Nacional, también usaron balas de goma y bombas de humo, según quejas de los manifestantes.

Algunos automóviles y propiedades fueron vandalizados, informó la agencia Reuters.

¿Qué se ha informado del tiroteo?

El Departamento de Policía de Kenosha dijo que el «el tiroteo que involucra a un agente» ocurrió poco después de las 17:00 hora local del domingo (22:00 GMT).

La persona que captó el video, Raysean White, dijo que antes de comenzar a grabar vio a la policía pelear con Blake, quien recibió un puñetazo y la descarga de un arma eléctrica.

«Jacob se apoyó en el auto y procedieron a empujarlo hacia la parte trasera del vehículo y él se fue al otro lado», le contó White a CNN.

Fue entonces cuando empezó a grabar. Blake aparece caminando por la parte delantera de su camioneta. Los dos agentes más cercanos en este punto del video son hombres blancos.

Cuando abre la puerta y se inclina hacia el automóvil, se puede ver cómo un policía le agarra la camiseta y abre fuego. Se oyen siete detonaciones, mientras los testigos gritan

La policía informó que los agentes estaban ahí por un «incidente doméstico», pero no dieron detalles sobre lo que propició el tiroteo.

Tampoco han dicho cuántos agentes estuvieron involucrados y no se han dado nombres. Los agentes de Kenosha no usan cámaras corporales, pero sí tienen micrófonos.