La policía francesa evacuó este miércoles la Torre Eiffel ubicada en París y acordonó el área para resguardar la seguridad tras recibir un aviso de bomba al interior del edificio.

Según información preliminar entregada por medios locales, la policía fue alertada del hecho mediante una llamada anónima. Al lugar llegó personal especializado a fin de confirmar la veracidad de la llamada.

The New York Times se contactó con el portavoz de la empresa a cargo del monumento, quien confirmó que la evacuación fue como una medida de precaución tras la llamada anónima y aseguró que no podía entregar más detalles en relación al operativo.

La policía francesa también se negó a entregar más detalles en relación al hecho.