Generalmente ponemos mucha atención a la piel, el cabello, los huesos o sistema nervioso, pero olvidamos que existen actores más discretos dentro del cuerpo como la vesícula y no sabemos mucho cómo cuidarla.

La vesícula biliar recolecta la bilis del hígado, la concentra y luego la libera hacia el intestino delgado. Luego, la bilis descompone la grasa de la dieta en moléculas pequeñas que otras enzimas pueden procesar mejor.

Los cálculos biliares se forman con mayor frecuencia cuando esta bolsa llamada vesícula biliar no se vacía con regularidad.

Las grasas saludables como la del aceite de oliva y el omega 3 pueden ayudar a que la vesícula pueda vaciarse regularmente y con ello se evita que se formen cálculos.

Cuando no circula suficiente grasa saludable se acumulan sedimentos dentro de ella y con el tiempo darán lugar a cálculos biliares.

«Los cálculos biliares se producen por una acumulación desequilibrada de colesterol, lecitina y sales biliares en la bilis. Desafortunadamente, los cálculos pueden bloquear la salida de la vesícula biliar o los conductos, dando lugar a inflamación e infección de la vesícula biliar, el hígado, los conductos biliares o el páncreas», precisa el doctor Thomas Strigle, miembro del Surgical Associates en Ohio, en Estados Unidos.

Las piedras pueden comenzar a formarse como arenillas o cristales y llegar a ser tan grandes como una pelota de golf. El dolor que producen es muy intenso.

Regularmente los médicos se verán obligados a realizar una cirugía para extirpar la vesícula que se ha inflamado o infectado a consecuencia de los cálculos.

Aunque no existe un protocolo preventivo infalible para evitar el daño de la vesícula, la nutricionista Ashley Lucas explicó que se deben evitar los aceites vegetales procesados como el de canola o maíz, preferir siempre el aceite de oliva extra virgen, cumplir las tres comidas diarias y realizar al menos 30 minutos de actividad física.

Es necesario mantener a raya el consumo de frituras, el azúcar refinada, los alimentos procesados, la leche entera y las carnes rojas.