Las principales bolsas internacionales operaban a la baja este viernes tras el sorpresivo anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que él y su esposa Melania dieron positivo por coronavirus, y tras datos que mostraron que la creación de empleos en ese país fue mucho menor a la esperada.

“Esta noche, Melania y yo dimos positivo por Covid 19. Comenzaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Lo superaremos JUNTOS!”, dijo el mandatario.

El anuncio de la enfermedad y el inicio de su cuarentena genera incertidumbre en plena campaña electoral, provocando un giro de los inversionistas hacia los activos refugio. La infección además se conoce en un momento de debilidad política del mandatario tras el agrio primer debate presidencial con Joe Biden, quien también deberá hacerse el examen.

El principal indicador de Wall Street, el promedio industrial Dow Jones, descendía 0,46% en tanto que las pérdidas del Dow Jones llegaban al 0,46%. Las acciones tecnológicas agrupadas en el Nasdaq, por su parte, sucumben un 1,26%.

“El Presidente de Estados Unidos tiene una enfermedad que mata a la gente. La gente está reduciendo riesgos por eso”, dijo Chris Weston, jefe de análisis, Pepperstone, melbourne

“El siguiente asunto es hasta dónde llegará (en la Administración), lo que tiene grandes implicaciones para las elecciones. En el peor de los casos, podría haber un retroceso en las elecciones”, agregó.

La rentabilidad del bono del Tesoro a 10 años cae casi un 4% hasta el 0,6545%, mientras que en el mercado de materias primas el petróleo y el cobre anotaban un retroceso de más de 3%.

Pero al ruido que generó el contagio se sumó el decepcionante dato del desempleo en EEUU, el cual alentó preocupaciones sobre la salud del mercado laboral de la mayor economía del mundo.

Según informó este viernes el Departamento del Trabajo las nóminas no agrícolas aumentaron en 661.000 frente al incremento de 1,371 millones de agosto.

Además la cifra se ubicó muy por debajo de las expectativas del mercado, que apuntaban a una cifra en torno a los 850 mil nuevos empleos.