El chileno Leandro Peña ha cumplido un sueño que muchos de sus compatriotas ya quisieran, entre ellos me incluyo, dijo el picado: ¡Fue parte del elenco de actores de “Vikings”, la exitosa serie nórdica!

En una conversación con Las Últimas Noticias, el nacional reveló cómo fue que logró participar en la grabación de la sexta y última temporada de la producción que terminó hace pocos con un final que podríamos analizar más detalladamente en una próxima nota… puede ser, ¿ah?

Leandro Peña es un otrora estudiante de ecoturismo y en 2017 estaba en Irlanda. En este lugar abrieron cupos para participar en un casting de extras para “VIkings”, que en ese entonces grababa la temporada 6 A.

«En el casting vi a mucha gente que realmente parecían vikingos: hombres gigantes y con las tremendas barbas. Me tomaron fotos, llené un formulario y pensé que no perdía nada. En 2018 me avisaron que debía presentarme en Montes Wicklow, en Dublín, donde la serie tenía una especie de estudio. Pensé que era una broma», relató el chileno al diario antes mencionado.

«Estuve seis días grabando, toda la jornada. Tuvimos una clase de cómo usar el escudo, espada y hachas (de utilería). Era tanta gente que a veces era un desorden. La idea era mostrar mucha gente, pero uno veía que las cámaras estaban sobre los personajes principales. Una vez me tocó grabar todo un día mojado a la orilla del mar de Irlanda, yo era del equipo ruso de Ivar», contó.

Si bien muchos darían todo por aparecer en series como “Vikings”, “Game of Thrones”, “Breaking Bad” o “La Casa de Papel”, la producción se encargó de pagarle a cada uno de ellos un sueldo de 180 euros al día, lo que vendrían siendo unos $160 mil chilenos. Pero eso no es todo, ya que también «Nos tenían como regalones, estábamos comiendo un festín durante casi todo el día».

«Traté de verme en la serie, pero es imposible. A pesar de que éramos muchos extras, la escena está editada con la cantidad duplicada. Igual sé que estuve ahí por lo menos. Grabé sabiendo que no me iba a notar, porque había otros que daban la vida por ponerse bien delante de las cámaras», finalizó entre risas.