Con la ambición de poner fin a los malos resultados, Universidad Católica se presentó este sábado con el ánimo a tope y derribó a Deportes Antofagasta por 4-1 en la sexta fecha del Torneo de Clausura, cortando así las cuatro caídas consecutivas que lo tenían en la parte baja de la clasificación.

El juego comenzó con el dominio de los «pumas», situación que no pudo ser aprovechada debido a la ordenada defensa que presentó la UC.

Esto dejó la opción del contragolpe a los de San Carlos, quienes avisaron peligro a los 10′ con un incómodo remate de Fernando Cordero.

Luego de esto, las acciones se equilibraron, dando cuenta un juego en ascenso de los pupilos de Mario Salas, que vieron su mejor rendimiento antes del descanso.

A los 37′ Cordero volvió a presentarse con un cañonazo de zurda que abrió la cuenta. Tres minutos después, un penal a favor del dueño de casa elevó el espíritu.

Cristian Rojas, en una cuestionada acción, utilizó una mano para desviar la trayectoria de la pelota, algo que el juez Christian Rojas no dudó en sancionar.

Diego Buonanotte, el hombre habitual en estas definiciones, entendió el simbolismo y dejó la opción de tiro a su compañero Santiago Silva. Así, frío y certero, el uruguayo disparó, infló la red y volvió a festejar una diana tras casi cuatro meses de sequía.

A los 48′ el «Tanque» volvió a brillar con un potente cabezazo tras ser asisitido por Buonanotte. Sin descanso, Silva buscó la tripleta, aunque sólo consiguió sacudir el poste derecho de los visitantes (55′).

A los 63′, Bryan Carvallo combinó con Oscar Salinas y luego de una serie de toques, el «Negro» pateó de manera suave para engañar a Cristopher Toselli y poner el descuento.

Antes del final, otro penal favoreció a la «franja». Muriel Orlando derribó a Ricardo Noir y Cristián Alvarez definió para celebrar su partido número 400 junto a los precordilleranos.

El resultado permitió a Católica levantarse hasta el duodécimo lugar con seis puntos y espera repetir la acción frente a Cobresal en la próxima fecha. Mientras, Antofagasta quedó séptimo con siete tantos.