James Rodríguez llega al Bayern Múnich con un gran aval: el del técnico Carlo Ancelotti. El italiano lo dirigió en su paso por el Real Madrid y el colombiano lo recordó con especial dedicación en sus primeras palabras en el club de Arturo Vidal.

“Vengo a cumplir sueños que tengo dentro de mi corazón”, dijo el mediocampista. Y luego aseguró que su currículo no le asegura un puesto en un plantel que, tal como el que acaba de dejar, está lleno de estrellas. “Voy a entrenarme bien para ganarme un puesto entre los grandes jugadores que hay aquí”, manifestó.

Luego tuvo palabras para su entrenador y para el club al que arriba, al que situó al más alto nivel mundial. “Hice una buena temporada trabajando con Ancelotti. Éste es un equipo grande, está en el top 3”, sostuvo.

A la escuadra bávara la definió en una, pero decidora línea. “Es un club ganador y yo soy un ganador”, concluyó.