Red Hot Chili Peppers cerró la segunda noche del Lollapalooza Chile con un energético show que fue la revancha de su debut en el festival, cuando en 2013 tuvieron una presentación ampliamente criticada por los fanáticos.

Con un espectáculo que duró una hora y 45 minutos, la banda presentó un set cargado de éxitos, distinto al que mostró anoche en Argentina y con el que reivindicó su anterior paso por la cita.

Red Hot Chili Peppers tuvo su revancha en LollapaloozaLa del sábado fue además una jornada que repitió las 80 mil personas en el público y que debió enfrentar algunos cambios en los horarios debido a problemas logísticos arrastrados de la edición argentina del evento, desde donde -debido a la tormenta- se retrasó la llegada de la carga y equipos de algunas de las bandas.

La banda Spoon fue el primer cambio, quienes finalmente se presentarán este domingo, mientras que Royal Blood retrasó su show y cambió de escenario, siendo reemplazados en su lugar por Anderson .Paak & The Free Nationals, quienes tocaban en el Acer Stage.

Quien también lamentó los retrasos fue Mon Laferte, quien criticó en escena que las pantallas de atrás estuvieran tapadas por un telón, un telón que estaba puesto para cubrir la instalación de los equipos de bandas como Red Hot Chili Peppers, que se presentarían más tarde en el mismo escenario central.

Pero el show de la chilena fue uno de los puntos altos de la jornada con un set que incluyó cuecas, acompañada de Rulo de Los Tetas y con su éxito «Tu falta de querer» cantada a coro por los seguidores de la artista.

También los chilenos de Chancho en Piedra marcaron la tarde con el cierre de los festejos de los 20 años de la «Dieta del lagarto», producción que tocaron casi íntegra sobre el escenario.

La cubana Camila Cabello cerró la fiesta.

Para este domingo, la tercera y última jornada de Lollapalooza, se espera un comienzo cargado con las cumbias de Moral Diastrída y Damas Gratis y los cierres a cargo de Liam Gallagher, Lana del rey y The Killers.