1. PUKA PUKA (ISLAS COOK, NUEVA ZELANDA)

Buscando el sueño de los mares del Sur, el viajero y escritor estadounidense Robert Dean Frisbie recaló en 1924 en Puka Puka, un remoto atolón de las islas Cook también conocido como Danger Island (Isla peligrosa). Bajo un magnolio, hizo buenas migas con una joven belleza polinesia llamada Desire (Deseo). Se casó con ella, tuvo varios niños y contó en dos libros su experiencia. En The Island of Desire (La isla del deseo), describe Puka Puka como un paraíso donde la desnudez es algo natural, el sexo se vive como un juego y no existe una palabra para referirse a los celos.

Resultado de imagen para isla cook new zealand

2. SOCOTRA (YEMEN)

Envuelta siempre en la bruma y barrida por los vientos, Socotora emerge en el Índico, a 400 kilómetros de las costas de Arabia, como el humo de la lámpara de Aladino: es la isla de Simbad el Marino; la de los dragos de los que manan la savia roja con la que se untaban los gladiadores antes de los combates; la del árbol del incienso y de la mirra, la de los djins (genios) y el ave Roc, el pájaro gigante de las Mil y una noches, como cuenta Jordi Esteva en su libro Socotra, la isla de los genios (Atalanta).

Imagen relacionada

3. TRISTÁN DA CUNHA (REINO UNIDO)

Que te descubra un marinero llamado Tristán es casi una premonición de que nunca serás una isla con mucha marcha, una Ibiza, por citar un ejemplo. Que seas casi inaccesible, con acantilados de más de 600 metros de altura y figures en el Libro Guinness como el sitio habitado más remoto (la población más cercana está en la isla de Santa Elena, a 2.110 kilómetros al norte), tampoco ayuda, aunque tu capital se llame Edimburgo de los Siete Mares. Según Wikipedia, solo ocho apellidos —Glass, Green, Hagan, Laverello, Repetto, Rogers, Swain y Patterson— y 80 familias se reparten los 200 kilómetros cuadrados de este grupo de tres islas (Tristán da Cunha, Inaccesible y Ruiseñor) en el Atlántico Sur, a 2.816 kilómetros de Sudáfrica y a 3.360 kilómetros de Sudamérica, donde, misterios de la endogamia, no conocen los resfriados.

Resultado de imagen para TRISTÁN DA CUNHA (REINO UNIDO)

4. KOMODO (INDONESIA)

Isla Nublar, el hogar imaginario de los dinosaurios de Parque Jurásico, existe. Pero no está en Costa Rica, sino en Indonesia, y se llama Komodo. Las leyendas sobre feroces dragones que circulaban sobre esta pequeña isla al este de Bali se hicieron realidad en 1911, cuando la Administración colonial holandesa envió una expedición para comprobar la veracidad de tales rumores y descubrió unos monstruosos lagartos carnívoros que tienen una antigüedad de 200 millones de años y pueden alcanzar los seis metros de longitud.

Imagen relacionada

5. ESPÍRITU SANTO (BAJA CALIFORNIA SUR, MÉXICO)

La Paz, capital de Baja California del Sur, es una tranquila y agradable ciudad que vive de cara a su malecón, asomado al Mar de Cortés. En uno de sus flancos se encuentran la isla de Espíritu Santo, reserva de la biosfera, con farallones donde dormitan los leones marinos y estrechas ensenadas que servían de abrigo a los corsarios holandeses que acosaban a los galeones españoles en la ruta entre Manila (Filipinas) y Acapulco (México), como Boris von Spilbergen, el pirata Pichilingüe. De sus placeres arenosos, donde vive la Pintada mazatlanica, una variedad de madreperla, proceden las famosas perlas negras que lucen en algunos retratos los reyes y reinas españoles.

Imagen relacionada

6. HENDERSON (PITCAIRN, REINO UNIDO)

Actualmente la isla está deshabitada; sin embargo, hay evidencia arqueológica que muestra que entre los siglos XII y XV tuvo una pequeña población permanente de probablemente unas cuantas docenas de personas.​ Las causas de la desaparición de esta población se desconocen, pero se cree que están relacionadas con la desaparición de la población nativa de la vecina isla Pitcairn. La teoría más aceptada indica que los hendersonianos habrían dependido fuertemente de los recursos del exterior, ya que la isla carece de importantes recursos naturales. Problemas sociales y ecológicos en Pitcairn o en la más lejana Mangareva habrían cortado este suministro, aislando a la población y condenándola a desaparecer.

Piscina natural en el archipiélago de Pitcairn.

7. SATONDA (INDONESIA)

Tribus ancestrales como los mentawai de Siberut o los toraja de Sulawesi (Célebes) y especies únicas como el dragón de Komodo aguardan a los viajeros que se aventuren por las 17.000 islas de Indonesia. Lugares como Satonda, una pequeña isla rodeada de arrecifes con un lago volcánico en su interior; Sumba, con misteriosas tumbas megalíticas y altas chozas de paja con forma piramidal, o las Togian, un ignoto archipiélago de islas de coral donde no hay conexión a Internet y al que solo se puede acceder en barco.

Imagen relacionada

8. HORNOS (CHILE)

El mítico Cabo de Hornos es en realidad una isla donde solo se puede desembarcar con la mar en calma, saltando desde las lanchas hasta la escalera de madera que trepa por los acantilados. Allí se encuentra el auténtico faro del fin del mundo (en la novela homónima, Julio Verne lo sitúa al noroeste de la isla argentina de los Estados, más al norte), a cargo de un oficial de la Armada chilena que permanece allí con su familia durante un año. Entre sus tareas está la de orientar a los navegantes que se aventuran por las aguas traicioneras del paso de Drake, que separan el mítico promontorio de la Antártida. Vientos de hasta 127 nudos (230 kilómetros por hora) derribaron en 2014 el albatros de metal que coronaba el islote, un monumento a los marinos ahogados en sus aguas (en ellas han naufragado más de 900 barcos).

Resultado de imagen para HORNOS (CHILE)

9. FLOREANA (GALÁPAGOS, ECUADOR)

La isla Floreana es la sexta isla más grande por su extensión del archipiélago ecuatoriano de las islas Galápagos. Administrativamente pertenece a la parroquia llamada Santa María, del Cantón de San Cristóbal, en la provincia de Galápagos, siendo su localidad más grande, el poblado de Puerto Velasco Ibarra.

Resultado de imagen para FLOREANA (GALÁPAGOS, ECUADOR)

10. MÁS A TIERRA (JUAN FERNÁNDEZ, CHILE)

Juan Fernández es el nombre de un remoto archipiélago chileno en el Pacífico, a 700 kilómetros de las costas de Sudamérica, al que fue a parar Alexander Selkirk, uno de los modelos que utilizó Daniel Defoe para su Robinson Crusoe. Selkirk fue un marino escocés que, en 1704, tras pelearse con su capitán fue abandonado en la isla de Más Atierra, donde pasó cuatro años y cuatro meses completamente solo hasta que fue rescatado. En 1966, la isla en la que estuvo Selkirk fue oficialmente rebautizada como Robinson Crusoe, y Más Afuera, un islote deshabitado al oeste del archipiélago, pasó a llamarse isla Alejandro Selkirk.

Resultado de imagen para MÁS A TIERRA (JUAN FERNÁNDEZ, CHILE)