Este viernes Carabineros confirmó que dio de baja al funcionario de la institución que el pasado 13 de diciembre disparó un proyectil en la cabeza a un manifestante en el marco de manifestaciones sociales en Rancagua. 

El funcionario de la institución policial fue imputado por homicidio frustrado y quedó en prisión preventiva. El hecho quedó registrado por una cámara de seguridad, que muestra como el carabinero tomó posición y apuntó al joven afectado, antes de percutar el disparo, que se produjo a menos de nueve metros de distancia mientras el joven caminaba de espalda al funcionario.

«De acuerdo a la información, conocida ayer (jueves) en el Tribunal de Garantía de Rancagua, que fue incorporada a la indagación administrativa; los nuevos antecedentes que fueron de conocimiento público, junto a la formalización resuelta por el mismo tribunal, por el delito de Homicidio Frustrado, la Prefectura de Carabineros Cachapoal, ha resuelto dar de Baja de la institución al funcionario en cuestión«, informaron desde la institución a través de un comunicado.

En esa línea, añadieron que «el acto administrativo se condice con el compromiso real e irrestricto por el respeto a los Derechos Humanos y la preocupación permanente de que cada uno de los hombres y mujeres que componen sus filas, cumplan a cabalidad con el mandato constitucional».

Por último, Carabineros aseguró que «en el entendido de que nadie está por sobre la Ley, cabe consignar que la institución ha dado todas las facilidades al Ministerio Público para que pueda realizar las investigaciones que correspondan, con tal de esclarecer los hechos ocurridos«, concluyeron.