Un buen libro tiene la capacidad de mantenerse con nosotros toda la vida. Sin importar si son novelas románticas o cuentos de terror, una buena historia tiene la facultad de trascender y convertirse en un ícono cultural. 

Ahora, con la pandemia de coronavirus (COVID-19) una buena forma de aprovechar el tiempo que deja la cuarentena es leyendo.

Sin embargo, sin importar si se es un lector empedernido o un principiante, la decisión de elegir qué leer siempre es difícil.

A continuación, conoce los cinco libros que no puedes dejar de leer durante esta cuarentena: 

1. Piñén, de Daniela Catrileo 

Este libro tiene una potente y original narrativa sobre la vida mapuche en el contexto actual. Daniela Catrileo es una escritora y poeta representante de las nuevas voces mapuches, mucho más urbanas del estereotipo.

«Tiene tres cuentos que giran en torno a la misma protagonista que vive en una zona marginal de Santiago. Se muestra lo que es ser pobre, mapuche, vivir en el marginalidad, ser mujer y tener una vida marcada por la violencia. Mi cuento favorito es uno que trata sobre dos amigas de la infancia que descubren que son mapuches y cuando se vuelven adolescentes una se vuelve comunista y la otra punk, con todo lo que implica ser adolescentes, drogas, fiestas, etc. Es algo que nunca había visto», contó Romina.

Daniela Catrileo lanzó este libro en enero de este 2020, con un debut demorado por el estallido social. Piñén es una invitación al lector a nutrirse de lo mapuche pero también diversificar su visión de esta cultura. 

2. La niña del pelo raro, de David Foster Wallace

A pesar de que este libro de cuentos no sea actual (de hecho tiene su fecha de publicación en los 80′) para Romina es un imperdible que sí o sí impactará en cualquier lector. David Foster Wallace fue un autor muy importante en la cultura norteamericana, con una forma muy inteligente de escribir estereotipos «gringos», con varias marcas del mercado pero con buena estética.

«Mi cuento favorito de este libro es ‘Animalitos inexpresivos’, que trata sobre dos chicas que están siendo parte de un programa de juegos de Estados Unidos. Una llega al programa y empieza a ganarle a todo el mundo, así que se vuelve famosa. Pero entre medio se enamora de la productora y su relación se convierte en el centro de la historia«, dijo Romina, quien también aseguró que su pluma se ha visto fuertemente influenciada por esta historia.

3. Nombres y animales, de Rita Inamana 

Este libro es una novela que tiene un narrador adolescente que trabaja en una clínica veterinaria y desde ahí nos cuenta su universo. Según Romina, puede ser para quienes están recién empezando la lectura porque es divertido.

«Los gatos no le caen bien, los perros son amables, es bastante chistoso y entretenido. Es como medio erótico-divertido. Medios raros, bizarros, no te lleva algo más estético. Una escritura muy bien hecha, porque independiente de lo que esté contando, siempre te da una sensación de entretenido».

4. Nuestra parte de noche, de Mariana Henríquez 

Para Gerardo, este contundente libro de 670 páginas, es una literatura muy parecida a Detective Salvaje de Bolaño o 100 años de Soledad de G.G. Márquez.

«Tiene que ver con todo lo caótico, horrible, oscuro, y además el concepto de la familia. Se trata de Juan y Gaspar, padre e hijo que lo único que tienen en común es que son médium. Ambos pertenecen a una congregación que se llama La Orden y abren portales a la oscuridad. Esta llena de misterio, de traición, también aparece el contexto político de la dictadura en Argentina, la aparición del VIH, muchas cosas», dijo Gerardo.

A pesar de ser tan extensa, esta novela no se hace pesada en ningún momento, ya que su escritora tiene una forma muy amena de escribir. Tampoco podría catalogarse como terror, ya que no especifica tanto en las artes oscuras. Sin embargo es sumamente interesante.

Mariana Henríquez, argentina, además de escritora es reconocida por su trabajo periodístico. En esta novela plasmó varios temas que son de su gusto: la oscuridad, la política y la herencia.

5. El día que apagaron la luz, de Camila Fabbri 

Esta es una crónica ficcionada que habla sobre el trágico incendio que ocurrió el 2008 en Cromañón, Argentina, donde mientras se llevaba a cabo un concierto de rock, el fuego dejó 194 muertos y al menos 1432 heridos. Sin embargo, es una forma muy original de contar la historia ya que presenta cómo lo vivieron diferentes voces, en distintos tiempos.

La escritora es muy joven, tiene 30 años y es conocida por hacer teatro. Según Gerardo, esta novela autoficción es muy interesante porque presenta una forma de narrativa con voces donde no se entiende  tan facil quienes son los hablantes, además, cada uno tiene realidades muy crudas y violentas. 

«Es un collage de voces, y más allá de contar si esto fue así tal cual, te da una impresión de lo que ocurrió mediante muchos puntos de vista», finalizó Gerardo.