Foto: ATON (Referencial)
Raul Zamora/Aton Chile

Gendarmería confirmó el primer caso de Coronavirus de una interna del Centro Penitenciario Femenino de San Miguel. 

La interna se encontraba en aislamiento desde hace 3 días tras presentar síntomas relacionados con el Coronavirus. Tras esto el diagnóstico fue confirmado por la Seremi de Salud Metropolitana.

Según detalló el organismo, la interna permanece estable en el Hospital Sótero del Río.

En tanto, otras nueve mujeres privadas en libertad, que mantuvieron contacto con la interna contagiada fueron trasladadas a un sector para cumplir cuarentena preventiva.

Adicionalmente, se realizaron medidas de sanitización del Centro Penitenciario.

Lo ocurrido en San Miguel se suma a los cuatro casos positivos al interior de la Cárcel de Puente Alto.

Medidas adicionales

Gendarmería enfatizó que ante la emergencia del Coronavirus se está ejecutado un plan de contingencia para resguardar la salud tanto de las personas privadas de libertad, familiares y funcionarios. Entre estas se encuentra la restricción de visitas y la suspensión de estas en aso que el recinto se encuentre en cuarentena preventiva.

A esto, aseguran, suman medidas como el control sanitario de quienes ingresan al penal, además de la presencia de insumos médicos como mascarillas, guantes, dispensadores de jabón, audiencias y visitas a través de videoconferencias, entre otras.